Uno de los aceites más usados en la gastronomía española es el aceite de oliva, un producto presente en multitud de platos. Es por eso que siempre han existido campañas de recogida de aceite usado eh Valencia, ya que, además, las ventajas tanto productivas como ambientales son numerosas.

Sin embargo, y dejando a un lado la recogida de aceite usado eh Valencia y sus grandes beneficios, ¿alguna vez te has parado a pensar cómo se elabora el aceite de oliva?

A pesar de que el proceso de elaboración sigue siendo el mismo desde hace muchísimos años, lo cierto es que las herramientas han ido cambiando poco a poco.

En primer lugar, deben seleccionarse las aceitunas: deberán estar maduras y enteras (de seis a ocho meses de maduración). Aunque aún existen muchas personas que las recogen a mano, otras tantas se sirven de un rastrillo o rasqueta para ello.

Tras la recolecta, los expertos recomiendan que pase el menor tiempo entre esta y su molido, de modo que así se evite que comiencen a fermentar, pues el aceite se oxidaría y por tanto su calidad empeoraría (sabor ácido, mal olor...).

Una vez llegado el momento de molturación, se emplearán molinos de martillos para machacar las olivas que, una vez aplastadas, destilarán todo su aceite. Un segundo paso que normalmente se realiza, pero no siempre, es batir la masa que se ha obtenido con el fin de que quede lo más homogénea posible.

Por último, se procederá a la extracción del aceite, habitualmente por prensado, prensando la pasta para que salga el aceite, o bien se utilizará el método del centrifugado. El aceite se decantará mediante un filtrado y estará listo para ser almacenado.

Así que, si tienes un bar o restaurante, no dudes en reciclar poniéndote en contacto con nosotros en Ecochidan 21. Esperamos tu llamada.